John Ackerman

Las ranas pidiendo rey

La Jornada, 4 de noviembre, 2019

Por: John M. Ackerman (@JohnMAckerman)

 

 

El diálogo circular establecido por el Presidente de la República la semana pasada con los medios de comunicación sobre el operativo de Culiacán marca un antes y un después con respecto a la relación entre el poder público y la sociedad civil. Nunca antes en la historia de México habíamos tenido un Jefe de Estado, y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, tan abierto a la crítica pública y dispuesto a la autocrítica institucional.

La verdadera rendición de cuentas implica no solamente informar sino también dialogar con la sociedad y los medios de comunicación. Y un auténtico estadista además de difundir sus victorias y logros también transparenta y corrige sus errores.

Durante tres mañanas seguidas, Andrés Manuel López Obrador reunió públicamente a su Gabinete de Seguridad frente a los medios de comunicación para que los altos mandos del Ejército, la Marina, la Guardia Nacional y la Secretaría de Seguridad Pública informaran con minucioso detalle sobre los pormenores del operativo del pasado 17 de octubre donde se intentó detener a Ovidio Guzmán. En cada sesión, los medios de comunicación tuvieron amplio espacio para preguntar, recibir respuestas e incluso interpelar directamente a las autoridades. El Presidente también contó con plena libertad de expresión para desmentir rumores y noticias falsas así como invitar a los medios a realizar su trabajo con responsabilidad y honor a la verdad.

Existe una diferencia abismal entre este ejercicio democrático y la conferencia de prensa encabezada por Jesús Murillo Karam, en enero de 2015, en que el entonces Procurador General de la República quiso imponer su “verdad histórica” con respecto al caso de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y remató con su famoso: “no más preguntas, ya me cansé”. Aquel encuentro con los medios evidenció la incapacidad y el cinismo del gobierno autoritario encabezado por Enrique Peña Nieto. En contraste, el diálogo de la semana pasada en Palacio Nacional confirmó la plena apertura y la enorme solidez del gobierno actual.

Sin embargo, como las ranas de Esopo frente a su nuevo rey, en lugar de valorar el nuevo estado de las cosas, la mayor parte de los periodistas y medios de comunicación prefieren burlarse y lanzarse en contra de López Obrador. Añoran los tiempos del rey serpiente que con su enorme “fuerza” los devora vivos antes de que puedan siquiera opinar. Como la prensa golpista durante la Revolución Mexicana, muchos periodistas de hoy “muerden la mano a quien les quitó el bozal”, como acertadamente nos ha recordado el Presidente de la República.

La extraña divulgación tardía de las declaraciones del General Carlos Demetrio Gaytán Ochoa la semana pasada enturbió aún más la situación política del país. “En la actualidad vivimos en una sociedad polarizada políticamente, porque la ideología dominante, que no mayoritaria, se sustenta en corrientes pretendidamente de izquierda, que acumularon durante años un gran resentimiento”, señaló el General Gaytán durante su discurso en un desayuno con mandos militares celebrado el 22 de octubre. “Fuimos formados con valores axiológicos sólidos, que chocan con las formas con que hoy se conduce al país,” remató quien fungió como Subsecretario de Defensa y Jefe del Estado Mayor de la SEDENA durante el sexenio de Felipe Calderón.

Carlos Demetrio Gaytán Ochoa

Afortunadamente estas declaraciones temerarias, que buscan generar el escenario para un eventual golpe de estado, no han tenido eco dentro de las fuerzas castrenses. La disciplina militar se encuentra plenamente intacta y al servicio del proyecto de transformación político y social encabezado por López Obrador.

El hecho de que un general apapachado por el viejo régimen exprese su inconformidad con la nueva política de paz, justicia y derechos humanos indica que vamos avanzando precisamente por el sendero correcto. Los dichos del General Gaytán tienen la misma relevancia que las mentiras de Carlos Loret de Mola o los inventos de Vicente Fox.

En general, hasta los adversarios más aguerridos de la Cuarta Transformación saben muy bien que derrocar por la fuerza a un Presidente con tanto prestigio público y legitimidad popular como López Obrador generaría un contexto de inestabilidad e ingobernabilidad sin paragón en la historia reciente del país. Las movilizaciones recientes en Ecuador y Chile serían poca cosa comparada con el enorme levantamiento popular que surgiría en defensa del Presidente López Obrador.

John M. Ackerman

John M. Ackerman

Investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Escritor y activista. Doctor en Sociología Política y Doctor en Derecho Constitucional.

Comentarios

Deja un comentario

  • Agradezco la claridad de conceptos en este artículo, la posición del General Gaytán no tiene efectos, tiene una gran intensión pero los mexicanos a favor de AMLO lo superamos en número. No tendrán respaldo tampoco del ejército para romper con la democracia y constitucionalidad del país. Sería una gran traición. Lo que si debería de suceder es enviar lejos a las ranas fuera del país por desear provocar un golpe de estado.

  • Eso es verdad respetemos a nuestro Presidente. Y que no permita faltas de respeto hacia su investidura. Antes ni les informaban, y ahora hasta exigen.

  • Tratando de ser un lector serio pregunto ¿no es claro que hubo un intento de golpe blando? ¿porque LA JORNADA puso en primera plana la foto de Gaytán con su articulo, sin explicar, como lo hizo AMLO en una mañanera, quien realmente es?¿como no ha comparecido el priista gobernador de Sinaloa a explicar sus tratos con la DEA? ¿que fue del acuerdo de AMLO Y de la promesa de Trump de controlar el trafico de armas como las que mostró el crimen organizado manejar?¿en una crisis generalizada del neo liberalismo como podemos ver: Chile en levantamientos, Argentina retirando a Macri, las revisiones a la elección de Bolivia por cancelar la 4a elección de Evo? Un análisis real de todo lo sucedido es lo que merecemos los mexicanos pensantes de la 4T, no sea que como dice El Fisgon que si hay interesados en darle un golpe blando a AMLO y que Gaytan ha empujado a las ranas a protestar, que es el cuarto paso de una guerra blanda. ¿No es pelgroso negar gratuitamente que es inexistente ese peligro estando Trump en “desequilibrio” como lo está, es aun más peligroso ya que le seria muy conveniente para decir algo asi como “ya ven ni en México pudieron”?.

  • Muy buena disertación sobre la situación actual del país. El 70% de los mexicanos apoyamos el gobierno del Presidente López Obrador, y por ello no hay cabida para un golpe de estado.

  • Todo se torna más grave y preocupan las declaraciones de Gaytán, pero también preocupa, esa rizpides que AMLO utiliza contra los medios, y lo peor, agarra parejo. Que es w
    Eso del vosal??????

  • Cierto y defensor el artículo, sin embargo este gobierno ha evidenciado el apoyo del pueblo a todo su actuar y proyectar durante este año mientras la “oposición” ha evidenciado muy mala fé y un actuar de medios, algunos empresarios y partidos que dañan y obstaculizan impunemente las acciones de gobierno. Un pelado tumbaburros ríe ante ser descubierto en sus ‘travesuras” solapadas por expresidentes. Objetivamente falla el gobierno ante esa obstaculizacion delincuencial, con su política de ser puching bag.

  • Felicidades por esta interesante reflexión John Ackerman, comulgo contigo y millones de mexicanos que sí creemos, que sí esperamos y que sí estamos dispues@s a trabajar por y para México, enhorabuena. Te saludo desde Iztapalapa

  • Celebro hay periodistas con el valor social y profesional. El problema estriba en las mentalidades y poco cetebro de algunos que se acostumbraron a ser borregos criados s latigasos por sus “amos”. Es triste, y tal vez cotaje, ver a tanto seudo “periodista” ignorante y ciego que extraña a sus anteriores “amos”. Aclaro que doy antipartidista, apoyo y reconozco el valor de AMLO a enfrentarse a un banda de ladrones y asesinos amafiados en el gobierno. Tuvieron su tiempo y oportunidad tanto PRI como el PAN, salieron como los bueyes de la tia Cleta tan mafioso el pinyo como el colorado. Demos tiempo a AMLO que no le alcanzara el tiempo para cambiar y limpiar tanta porquería. ¿Y tú mexicano de quinta, sales del subdesarrollo, o sigues siendo borrego? Ah!! Y a los militares mafiosos. ¿Les duele que termina su negocio? México no los quiere. No hacen honor al uniforme. Larguense!!!

  • Buen comentario y análisis de la situación de los militares y, en general, de la derecha mexicana que, sin ningún escrúpulo hoy cuestiona lo que en el pasado no señalaron como es el abandono del pueblo, los saqueos y la corrupción; por otra parte, si bien es cierto la enorme popularidad de AMLO y el apoyo irrestricto, por muchos que creemos que el cambio es necesario y lo deben encabezar los mejores hombres y mujeres del País, debemos estar atentos a estos grupos de detractores que tienen dinero, añoran el Poder y los saqueos que se les permitieron en Gobiernos Priistas y Panistas donde no nada más estaban a su servicio sino que se convirtieron en sus socios o prestanombres para adueñarse de las empresas del Estado y pueblo para limitarlos o anularlos en su actuar y pretensiones; por otra parte, urge formar cuadros con hombres y mujeres que crean en este movimiento y, de manera contundente sacudirse a los arribistas como los Bonilla, los Rojas y tantos otros, me atrevería a señalar al propio Monreal a quien considero el ala priistas que disfrazados de promotores de la transformación y simulando estar con AMLO buscan el Poder para regresar a los privilegios, no olvidar la historia con Plutarco Elías Calles y Obregón que, entre otras cosas, limitaron el avance de los logros sociales que se buscaban con el movimiento revolucionario

  • Coincido con el Sr. Ackerman, no hay duda que la ultraderecha busca derrocar a Amlo,pero la ultraizquierda atemoriza a nuestra clase media con su participación en el foro de Sao Paulo y sus posturas de expropiar minas, empresas etc.Nosotros clase media seremos los paganos de los excesos de estos fanáticos,por eso gente pensante cómo Ackerman,Tatiana, Romo,Scherer tienen que buscar que Amlo no
    polarize y mejor se ría de los ataques.
    La palabra mágica es conciliación y no ruptura.

Suscríbete por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este sitio y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Sígueme en Twitter

Sígueme en Instagram

Suscríbete por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.