John Ackerman

Académicos contra la 4T

Revista Proceso, 4 de agosto, 2019

Por: John M. Ackerman (@JohnMAckerman)

 

 

Un grupo de académicos ha montado un ataque injusto y despiadado en contra del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Difunden noticias falsas y manipulan información con el fin de generar la impresión de que la 4T estaría en contra de la investigación científica y la educación superior.

En su columna más reciente, en Reforma, Sergio Aguayo denuncia sin fundamento alguno el supuesto “anti-intelectualismo” de López Obrador, acusa Morena de “menospreciar a la comunidad científica” y fantasea con el “desmantelamiento de la capacidad de investigación” del país. Por su parte, Luis de la Barreda y Antonio Lazcano han publicado información falsa sobre un supuesto recorte de “entre 30 y 50 por ciento” en “los fondos para todos los centros de investigación apoyados por el CONACYT” a partir del memorándum presidencial del 3 de mayo. Este recorte supuestamente habría generado una situación en que “a algunos centros de investigación no les alcanza para pagar el agua y la electricidad”. Los textos de Barreda y Lazcano, en Excelsior y Science respectivamente, utilizan exactamente las mismas palabras, como si ambos hubieran sido dictados por una tercera persona.

En el mismo tono, un grupo de académicos ha organizado una petición en Change.org dirigida a López Obrador denunciando una supuesta “falta de confianza de una parte de la clase política de nuestro país en la ciencia como factor de progreso para el desarrollo nacional”. También se han circulado rumores falsos entre la comunidad científica insinuando que el nuevo gobierno estaría planeando acabar con el Sistema Nacional de Investigadores y otros programas de estímulos para los investigadores del país. Y arrecia la guerra sucia en contra de la Directora General de CONACYT, Elena Álvarez-Buylla, tal y como ha sido un constante desde el primer día en que López Obrador anunció su eventual nombramiento durante el segundo debate presidencial.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador y la directora del Conacyt, Elena Álvarez-Buylla

Es totalmente falso que el gobierno federal desprecie a los académicos o a la investigación científica. Al contrario, las nuevas políticas demuestran su compromiso absoluto en la materia.

Por ejemplo, durante el sexenio de Enrique Peña Nieto más de 35 mil millones de pesos etiquetados para la investigación científica, casi la mitad de todos los fondos de CONACYT, fueron transferidos al sector privado. También se inflaron drásticamente los gastos burocráticos y de administración del mismo CONACYT. Tal y como hemos documentado en estas mismas páginas, hubo un “Huachicoleo científico” que desvió los recursos públicos para la investigación científica a intereses y organizaciones particulares.

Hoy estos recursos se recuperan para la investigación de frontera y a favor de la solución de los grandes problemas nacionales. Durante 2019, CONACYT tiene proyectado invertir 1,659 millones de pesos en proyectos de ciencia básica, incluyendo financiamiento a cientos de proyectos de investigación aprobados durante el sexenio pasado pero que jamás fueron fondeados por falta de recursos. A lo largo de todo el sexenio pasado el gobierno invirtió un total de solamente 2,936 millones de pesos en este rubro.

La directora del Conacyt, Elena Álvarez-Buylla. Foto: Especial

Hoy también se han aumentado la cantidad de becas de posgrado y se han creado una docena de nuevos “Programas Nacionales Estratégicos” con el fin de articular los trabajos de la comunidad científica a favor de la resolución de problemáticas claves como la violencia, la leucemia infantil, la soberanía alimentaria y el cambio climático, entre otros. Simultáneamente, los gastos de administración se han reducido a apenas 2 por ciento del presupuesto de CONACYT.

Ahora bien, es una vil mentira que los Centros Públicos de Investigación del CONACYT hayan sufrido recortes de 30 hasta 50 por ciento a partir del memorándum presidencial, o que las medidas de austeridad republicana hayan generado problemas con el pago de la luz o el agua. Los recortes recientes solamente afectan a partidas administrativas específicas claramente identificadas por su constante abuso.

Por ejemplo, para el Instituto Mora la reducción fue de solamente 7 millones de pesos de un presupuesto total de 175 millones para 2019, es decir de 4%. Para el CIDE la reducción fue de sólo 3 millones de un presupuesto total de 355 millones, el equivalente al 0.8%. Ambas instituciones también cuentan con abultados fideicomisos donde se han ido guardando los ahorros de ejercicios presupuestales anteriores así como recursos autogenerados, fondos que los directores correspondientes ejercen sin la adecuada rendición de cuentas.

Edificio central del Conacyt. Foto: Especial

El verdadero motivo por los injustos ataques a la política científica de la 4T no es entonces el interés público sino el privado. Por ejemplo, CONACYT ha anunciado su intención de dejar de cubrir los gastos burocráticos y de administración del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCT), una asociación civil que hace un trabajo valioso pero que de ninguna manera articula o representa las opiniones de la comunidad científica en su conjunto. El viejo CONACYT había hecho adjudicaciones directas, fuera de la normatividad, por un total de casi 500 millones de pesos al FCCT entre 2003 y 2018. El nuevo CONACYT solamente otorgará los apoyos permitidos por la ley, lo cual ha enfurecido a quienes hoy controlan esta asociación civil.

Otros científicos que han impulsado los ataques al nuevo CONACYT son quienes participan en el lucrativo negocio de la biotecnología. Les indigna la posición crítica de la Dra. Álvarez-Buylla en la materia, fundada en décadas de investigación que le han merecido el Premio Nacional de Ciencias entre otros galardones, en el cual otorga prioridad a la sustentabilidad, la salud pública y la ecología por encima del lucro empresarial y las ganancias privadas.

John M. Ackerman

John M. Ackerman

Investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Escritor y activista. Doctor en Sociología Política y Doctor en Derecho Constitucional.

Comentarios

Deja un comentario

  • Agregamos que hay más 3 docenas de auditorias oficiales sobre el uso histórico de recursos públicos federales de CONACYT, sus programas y centros, en los cuales se demuestra y derivan responsabilidades administrativas y hasta penales, así que falta la demanda judicial oficial ante las instancias pertinentes. De eso nada menciona la élite dorada académica que hoy se queja falsamente.

    • ni de los sobresueldos de “altos mandos” y rectores en las universidades públicas estatales de investigación… nuestro fondo de pensiones puede colapsar dados los montos que reciben exfuncionarios (los “altos mandos”) jubilados… tampoco hablan de las colegiaturas que pagan estudiantes de grado posgrado, que han estado incrementando fuertemente en los últimos años.

  • Doc. Akerman sabemos quien es Sergio Aguayo Quezada, un intelectual orgánico que tiene muchos años de vivir y muy bien del erario público, junto con otros como la doc Denise Dresser

  • En el texto cuya autoría se adjudica al Dr. Lazcano esperaba leer algún argumento con relación a los fifis científicos QUE SÍ EXISTEN pero que el doctor Lazcano NO CONOCE (¿o, sí?). En aras del balance, debería documentarse y difundir lo que los “científicos” no hacen y se ocultan detrás de aquellos que producen. Hay decenas de asesores – pertenecientes al SNI y empleados por la UNAM, CINVESTAV,UAM, IPN, etc.- que exprimen los conocimientos de sus alumnos en tesis o artículos y que al evaluar la producción les dicen: “trabájalo más”, mientras publican sus resultados en otro idioma sin darles créditos desde hace más de 40 años. Esta clase de “ciencia” a la que se destina una enorme cantidad de recursos económicos es a la que el Dr. Lazcano debería dedicarle, al menos, una oración. Qué pena que no lo haga, porque evidentemente no lo sabe (¿o, sí?). No todos los hongos son comestibles sin causar daño (¿o, sí?).

  • Pero, entonces por qué no se informa eso? El Peje tiene a todos los medios diariamente por horas y solo se dedica a hablar mal de todo mundo. Esto es importante y que lo transparente, porque lo que vemos es todo lo contrario. En mi familia me ha tocado palpar esos recortes imbéciles.
    Que informe lo bueno.

    • No es el Peje, es el presidente de la republica. Las generalizaciones conllevan falsedad “…y solo se dedica a hablar mal de todo mundo”. He escuchado elogios para el pueblo mexicano, porque considera que se trata de personas muy trabajadoras. Asimismo, he escuchado de parte del presidente elogios a los trabajadores petroleros que arrancaron esta industria despues de la expropiación, por ejemplo. Coincido en que el presidente informe más acerca de la política para apoyar la investigación en nuestro país.

  • Para tener un doctorado, tu argumentación es muy lamentable. Si un estudiante te presenta este escrito, apoco no lo repruebas. A documentarse, buscar evidencia, y fundamentar las cosas. No buscar la victimización a manos de estos siniestros científicos.

  • Felicidades por dar a conocer una realidad contra los infundados argumentos de quienes desprecian los cambios en esta administración.

  • Esto no lo esta pasando en relación al CLNACYT, lo vimos también con el CONEVA y otros organismos dependientes del Gobierno Federal, en todos los casos se ve claramente que al amarrarla las manitas para evitar los abusos o desviaciones incorrectas de los recursos han visto afectadas sus “busquitas”.

  • El mal trato a CyT es de sexenios anteriores, particularmente en el último; en el sexenio de EPN… sexenio en el que, sobretodo, se intensificaron desapariciones, muertes, corruptelas, desvíos, robos de combustible, altos costos de servicios, devaluación galopante del peso y del poder adquisitivo: todo ello impactando severamente programas y atención a la población en salud pública, seguridad, justicia,….¡puf! un sexenio de descomposición acumulada…. un sexenio de miedo: pocos científicos alegaron con tanta rabio lo que estaba sucediendo.
    En las universidades públicas estatales (como la UASLP) sufrimos fuertes recortes (les decían “plan de austeridad”) año tras año durante los 5 últimos años del sexenio de EPN.. a la par, sucedieron incrementos “simbólicos” (menores a la inflación) de salarios y prestaciones (excepto el seguro privado, ese subía de a cuerdo con la inflación)… también, en este periodo sucedió el concomitante incremento anual (nada simbólicos) de las colegiaturas y del número de estudiantes que deben trabajar para poder estudiar: pocos colegas se manifestaron con tanta rabia sobre lo que acontecía… ¿Por qué?
    Y ahora, caray, ¿por qué hasta ahora y con tanta rabia? ¿qué es lo que tanto molesta a grupo de científicos tan afanados en “denunciar” lo que “tal vez suceda” o lo que “se rumorea”?
    Sobre la carta en Change.org: ¿molestan las palabras? ¿causa tanto escozor, ahora, ser de una “élite” o “privilegiado”? … ¿acaso no los somos al ser ca. del 0.03% de la población nacional quienes “ejercemos” de investigadores y/o poseemos el nivel académico más elevado? ¿no molestó que en el pasado inmediato (hace ¡8 meses!) nos hayan tratado como “élite” en las palabras a cambio de nada en los hechos, más que de “evaluaciones” constantes para medir nuestro “desempeño” en términos de “artículos publicados” y no del impacto de nuestro trabajo en la sociedad?

    Y realmente ¿molesta la desaparición del Foro? El foro ¿representa a los integrantes del SNI? Definitivamente no: de uno de sus integrantes solo recibí o “rumores de lo que tal vez pueda suceder” (diciembre y enero pasados) o caricaturas descalificando a la actual administración del CONACyT (caricaturas, además, machistas, racista y clasistas)…
    Del trabajo del Foro: NO realiza investigaciones serias (solo encuestas) que sí podrían hacer investigadores, expertos, del SNI con mayor profundidad si reciben financiamiento a través de programas del CONACyT, debidamente concursados (con el dinero del Foro podrían financiarse 120 proyectos anuales).

    • Vivo el efecto detrimento de la 4T en mi trabajo diario como académico y por lo tanto soy parte de esos científicos contra la 4T, sin embargo, no encajo en el perfil que usted describe, ni conozco esa mafia a la que se refiere en abstracto. Deberían decir nombres. Cómo todos sus columnas y conferencias recientes del Dr Aeckerman, el análisis crítico es ausente, el objetivo de su trabajo es pura adulación de la 4T.

    • Para explicar el porqué la reacción de ciertas personas o fracciones de las comunidades académicas y de investigadores, lo mismo que de administradores, contra los cambios en materia de política de ciencia, tecnología e innovación, existen al menos tres fuentes de origen:

      1) la fundamental es la cantidad acumulada de pruebas de auditoria (ASF, SHCP–CONEVAL) cuyos resultados puede llevar a fincar responsabilidades administrativas e incluso penales. 2) la falta de información transparente que la inmensa mayoría de los miembros de esas comunidades han tenido sobre la gestión y manejo de los recursos federales y 3) la cultura de fidelidad clientelista a los directivos, no necesariamente a los principios de la institución, para acceder a la aprobación de proyectos y recursos.

      Las pruebas existen “La ASF del 2001 al 2017 ha realizado 53 auditorias al CONACYT. Durante V. Fox 9 auditorías , 27 durante F. Calderón y 17 durante el periodo E. Peña Nieto –falta 2018– Datos oficiales de la ASF https://bit.ly/2TTJ9Q2

      Una violación a las normas, la falta de información y transparencia en el uso de recursos públicos en Conacyt han sido recurrentes, y ha sido un terreno propicio para los actos de corrupción, pero también para aplicar diversas leyes de responsabilidades. A manera de ejemplo véanse: https://bit.ly/2V10FlN ; https://bit.ly/2TTJ9Q2 ; https://bit.ly/2TRL083 ; https://bit.ly/2TQ2KAQ

  • Toda persona que quiere perjudicar a otra sin razón y miente es FALSA Y LO QUE LE SIGUE, ya que se presta a decir una mentira con premeditación alevosía y ventajas más horrible si se trata de un académico. Quiere decir que hay ENVIDIA en quien dice mentiras para perjudicar a otra persona sea quien sea.

  • Hay científicos que son corruptos, que roban, que no producen, pero hay otros que no. Y el gobierno esta tratándolos a todos por igual. No todos los que se quejan son corruptos, no todo es blanco o negro. Después de leer esta nota (propaganda oficial) que esta 100% sesgada a favor de AMLO (solo le faltó que terminara con un “VIVA AMLO TODOS TE AMAMOS Y ERES PERFECTO!”) lean otra que este 100% en contra del gobierno y lleguen a algo intermedio que será más cercano a la realidad.

  • No se cansan los corruptos, de atacar al Sr. Presidente y quieren hacerlo ver como un ignorante que no se interesa en la economia, la ciencia. la tecnologia, la educacion etc., etc., pero ha resultado, mas instruido que muchos en los verdaderos problemas del pais y en proporcionarle al pueblo lo que REALMENTE importa, y el CONACYT es de suma importancia para el desarrollo de Mexico, no creo en absoluto que lo haya dejado a un lado , debe ser otra mas de las calumnias de los corruptos

  • Hola John Ackerman:
    Estoy de acuerdo con tus comentarios investigadores elite con ingresos por muchos conductos lesionados por este Gobierno, están en desacuerdo, con la actual política de austeridad. Administradores sin escrúpulos en todas partes. Los gobiernos Fallidos del PRI, PAN,PRI. se conocen como gobiernos fallidos, por que Los administradores del dinero público se aprovecharon de sus puestos, sin ética, sin rumbo, corruptos, contaminaron las instituciones, el CONACYT. CONEVAL, INEGI, INE, tenían carta abierta y siguieron con el ejemplo de sueldos muy altos, gastos no autorizados en la aplicación del presupuesto asignado.
    Dieron grandes cantidades económicas a proyectos a las empresas particulares, siendo las universidades y tecnológicos con centros de investigación con mejores herramientas y equipos.
    Los investigadores están molestos sin estos ingresos. Así como empresas de asesoría de dudosa calidad en cada ramo de actividad.
    ¿Cuál legalidad, legitimidad, ideología? domina la mentira, las malas costumbres, los incidentes. La elite de investigadores son en algunos casos el culto a la personalidad, que se asocian a grupos radicales con intereses particulares.
    Estas sociedades divididas toman partido y desprestigian la imagen del presidente.
    La empatía es diferente al proceso cognitivo, lo bueno lo útil diferente intelectualmente a la ciencia y a la cultura lucha por un privilegio, malinchísmo que desprecia a los demás.
    Algunos de estos intelectuales sin un frente político comulgan con banqueros, delincuentes
    políticos corruptos periodistas sin escrúpulos, jueces vendidos al mejor postor.
    articulan una cacería infame.
    Estos investigadores e intelectuales de alto rendimiento trabajan en el circo de cinco pistas no tienen conciencia de clase.
    Las consecuencias de sus barbarie ataca al cerebro y son:
    el peligro, las amenazas , los miedos, la ansiedad.

  • Uno de los problemas que tiene la actual propuesta es la satanización de la biotecnología y los biotecnologos. Esa ha sido la bandera de Álvarez – Buylla desde antes de estar en Conacyt. No es propio para un director de este órgano tan importante. Que dirige Conacyt debe ser de mejore abierta al progreso y al desarrollo tecnológico. No desarrollar biotecnología nos deja a merced de los países que si lo están haciendo. Por favor, que alguien que sepa de ciencia y no tenga tendencias ideológicas absurdas, aconseje al presidente.

  • YA sabemos quién es Sergio aguayo y de que se mantiene junto con la dresser que ya ahora creo que se mantiene de el chayote del culero payaso

  • Me encantas Jhon Ackerman, leal y convencido Lopezobradorista. Yo trabajé muchísimos años en la BUAP y hay de todo y todos los universitarios sabemos

  • Que bueno que ahora el Conacyt estará en función de las necesidades del pueblo y de México, buen por la directora , tiene todo mi apoyo

  • Qué bueno que existen personas como Ud., qué dice la verdad, yo no entiendo cómo Carmen Aristegui, sigue dándole voz a este tipejo (Sergio AGUAYO) Ya son varias las veces que dice comentarios mal intencionado, y según se dice intelectual, ha de llorar por el CHAYOTE…

  • Su artículo me parece muy parcial. Quizá si nos muestra las fuentes. Pues los recortes ya han impactado a varios centros conacyt y otros lugare . Le cito el CIMAT por ejemplo y el INECOL. Donde en efecto ya no alcanza para nada. Y porque no habla con la gente que fue despedida de CONABI . De sustento a su nota falseada

  • La UNAM, sigue en manos del porro, perdón de N
    arrito y sus secuaces, y existen mil irregularidades que nadie quiere corregir, en el pasillo de FFyL y la Biblioteca Central hay señoras con anafres y carbón, ensuciando y contaminando. Tengo 14 denuncias en oficialía de Partes y ni siquiera contestan. Son órdenes del rector no hacer nada . Y malvivientes en el auditorio “Ché Guevara”, que no tienen que ver con la UNAM. CORRUPCIÓN eso es.

  • Carajo todos los”intectualillos”piensan que se han quemado sus sesillos y por eso también no quieren perder sus privilegios, como si la sociedad no los hubiera apoyado,sienten que son una élite y ya no pueden ver hacia abajo.

  • A estos “jóvenes promesa” de las ciencias de México no hay quien los entienda. Alguna vez por la dirección general del conacyt pasaron, un falso doctor (Alzati), un Ingeniero (Jaime Parada), un exgobernador (Romero Hicks) y un economista (Cabrero). Las declaraciones y posturas de ellos atendían eran asuntos relacionados con el siguiente puesto, en una carrera política que parecía inacabable y en la que el Conacyt era un peldaño, cuyos fondos pendían siempre de su generosa contribución a las causas de su partido. Ahora, que a la cabeza del conacyt existe a una persona formada en las ciencias, resulta que no les alcanza la propuesta. ¿Podrían brevemente, los “jóvenes promesa”, mencionar cuál fue su postura en la estadía de los mencionados exdirectores? Seguramente fue menos crítica que la de ahora, o, ¿es que personalmente, fueron mejor tratados?

  • Te quedaste a medias mi querido John! Fuera de la mención de la Asociación Civil que señalas como recipiendaria de importantes sumas de dinero, omitiste o no quisiste decir abiertamente y de manera clara e indudable, quienes están detrás de estos críticos del Conacyt. No te sienta bien quedarte a la mitad y además, a la 4T, no le benefician las medias tintas ni las verdades a medias. De cualquier modo ya te echaste encima a estos gallos, así que índice de fuego contra estos oscuros beneficiarios del presupuesto destinado a la ciencia en México.

  • TOTALMENTE DE ACUERDO; EN LA PASADA CONVENCION DE CIENCIA, TECNOLOGIA E INNOVACION, ME IMPACTARON VARIAS COSAS, LA GRAN CANTIDAD DE ORGANISMOS DE INVESTIGACION EN DIVERSOS RAMOS DE LAS CIENCIAS NATURALES Y SOCIALES QUE LOS MEXICANOS DESCONOCEMOS QUE EXISTEN, QUE CREAN INVENTOS, DESCUBREN Y PATENTAN, PERO VENDEN LAS PATENTES DE LOS DESCUBRIMIENTOS CIENTIFICOS MEXICANOS, SUS RAZONES TENDRAN AUNQUE NO ME PARECE JUSTO QUE ESTA CIENCIA MEXICANA, CON INVERSION GUBERNAMENTAL, SIRVA MAS A OTROS PAISES Y NO SE APROVECHE EN EL DESARROLLO SUSTENTABLE MEXICANO.
    O PEOR AUN QUE ESTOS RECURSOS ECONOMICOS SE INVIERTAN EN INVESTIGACION CIENTIFICA Y TECNOLOGIA, DE UNIVERSIDADES U ORGANISMOS PRIVADOS QUE NO ATERRIZAN EN BENEFICIO DE NUESTRA SOCIEDAD Y MEDIO AMBIENTE.
    POR OTRA PARTE DE ESTAS 4 MESAS DE PONENTES ME PARECIO INTERESANTE LA EXPLICACION PUNTUAL Y CLARA DE LAS INVESTIGACIONES, UTILIDAD E INCLUSO RENDICION DE CUENTAS QUE SOLO ALGUNOS CENTROS DE INVESTIGACION HICIERON.

  • Jhon M. Ackerman al igual que usted vote por AMLO hago militancia a favor de su gobierno es verdad que la corrupción o hacerse de la vista gorda ante ella en pasados gobiernos por parte de la comunidad científica y académica de México. Sin embargo como ateo y escéptico militante que soy esa Dra. Álvarez-Buylla a pesar de que es científica y ganadora de un Premio Nacional de ciencia en México ella no es experta en biotecnología los alimentos transgénicos son uno de los máximos logros de la comunidad científica evolucionista es ella contra el consenso de la comunidad científica internacional.

    No son solo empresas privadas las que apoyan o defienden los transgénicos sino las máximas comunidades científicas del mundo que son The Royal Society la primer comunidad científica del mundo de Inglaterra y The National Academy of Sciences que es la comunidad científica de Estados Unidos, la oposición a dicha ciencia no es por parte de científicos respetables sino generalmente por ideologías políticas mientras aquí en México tenemos a esa mujer incluso despreciado la ciencia que nos hizo posible llegar a la luna en otros países científicos Premios Nobel salen a defender los transgénicos de los conspiranoicos así como igualmente salen a defender las vacunas de los anti-vacunas.

    Si hay algo que no voy en acuerdo con AMLO es su negación a los transgénicos. Desde mi página Metrópolis Escéptica les invito a leer el siguiente artículo donde doy a conocer incluso a los 3 científicos Padres de los alimentos transgénicos que son miembros de las máximas comunidades científicas del mundo.-

    1) Artículo: Científicos Evolucionistas Padres de los Alimentos y Organismos Transgénicos.- http://www.metropolisesceptica.com/charles-darwin-y-ciencias-naturales/456/

    Lo que debe hacer México es hacer su propia ciencia transgénica es decir sus propios alimentos transgénicos por que es ridículo que mientras aquí negamos dicha ciencia le compremos a Estados Unidos casi todo el maíz que consumimos y que es transgénico.

    Jhon M. Akerman me gustaría verlo debatir contra el científico Antonio Lazcano Araujo en Tv o por Internet.

  • Acaso mi comentario va a dar frutos ; espero que si de palabras vamos a tener una solución pero quien lee estos comentarios los lleva a la accion entonces estamos hablando de un mundo real , señores mi tiempo y el de todas las personas es muy valioso el hombre verdaderamente inteligente le pone el punto a la I y con esto me despido

  • El Foro Consultivo es una instancia de expresión de las y los científicos de este país. Ha fomentado la creación de los consejos científicos estatales, organiza consultas periódicas y es un medio por el cual los rectores y directores de UNAM, IPN, Cinvestav, CPIs, academias diversas, así como de los sectores productivos pueden ofrecer respuestas rápidas y consnsuadas a los problemas de la comunidad científica en general. Su desaparición, y la pretendida centralización de funciones en Conacyt (con una Junta de Gobierno sin rerpresentantes de la comunidad científica y con la capacidad de realizar consultas ad hoc sobre temas ad hoc a quien Conacyt desee consultar), pareciera tener la intención de acallar las pluralidad de nuestras voces. Quienes nos oponemos a su desaparición no estamos necesariamente en contra de la 4T, pero ciertamente estamos a favor de la libertad de expresión y de investigación y defendemos la existencia de órganos de consulta y representación que complementen (y sean un contrapeso a) nuestra cabeza de sector que es Conacyt. No es una campaña orquestada por nadie; si los medios opositores al gobierno le hagan eco, no significa que venga de ahí.

  • Deben saber que a todos y cada uno de los “periodistas” y “otros” que difamen al Presidente Lopez Obrador esta siendo denunciado con fotos y nombres por la red

  • Queda claro que quienes ya no son favorecidos monetariamente o con otros beneficios, están en contra de nuestro Presidente Constitucional de México, quien en sus ocho meses de mandato ha hecho muchas mejoras, no imagino el buen México que nos dejará al termino de su mandato.

  • ¿Este tipo de textitos los publica Ackerman en Proceso para que el presidente vuelva a leer a esa revista ingrata que no ha tomado el partido que debería tomar, por lo que Flores Magón y Zarco se revuelcan en su tumba? En fin, la cuarta transformación es amiga de los datos mientras le da el tiro de gracia al Coneval, así como le dio en la torre al INEE, y va contra todas aquellas instancias que puedan generar datos que no entren dentro de la categoría oculta para el momento oportuno.

  • Es increíble cómo manipulan estos pseudo académicos la información. Ahora prefiero escuchar directamente a AMLO en sus conferencias porque estos opinólogos lo tergiversan todo, incluso gente en la que en lo personal confiaba como Aristegui y sus colaboradores.

  • Dr. Ackerman, estoy de acuerdo en gran parte de su exposición sobre la molestia de parte del sector académico al actual manejo de recursos y programas científicos. Sin embargo, lo que usted no toma en cuenta es que los que pagamos los platos rotos de los recortes y ajustes somos los científicos de menos nivel. Por ejemplo, yo estoy terminando una estancia de retención de CONACyT en la Facultad de Biología de la BUAP, en Puebla. A pesar de mi alto rendimiento docente, de investigación (3 artículos publicados ISI) en un solo año la BUAP, y ser SNI nivel 1 en el área 2 no me contratará. Aludiendo a los recortes en plazas por parte de la SEP. Usted considera justo que la inversión que hizo el estado en mi educación por más de 14 años se tire a la basura. A quién se debe de castigar por malos manejos es a los dirigentes de las unidades académicas. No a los jóvenes profesores e investigadores.

  • Lamentable que científicos mexicanos no tengan la capacidad de la autocrítica. Sabemos muchos de los que nos dedicamos a la docencia a nivel universitario, que también existen tribus reproductores del sistema neoliberal acomodados en el prianismo; que se unen para promover ascensos a aspirantes a investigadores coincidentes en ver las cosas buenas del sistema, pero sin tocar las cosas malas. Esto los lleva a tener ingresos millonarios por salario, reconocimientos, y otros, que resulta ser muy cómodo. O sea lo que en política decimos, gatopardismo, simular que se investiga para innovar, pero al final dejar las cosas como están, porque a final de cuentas todo lo que hacen los prianistas está bien. Ahora resulta, que al bucear a las instituciones creadas para orientar la conducción de nuestro país, en lo que se refiere a la utilización de los recursos del pueblo, pegan de gritos, no quieren que se abra la caja de Pandora. Valla.

  • Lo que estas diciendo es, que por haber recibido el premio nacional de ciencias debemos tomar su opinio como verdad absoluta?
    Si de eso se trata, hay decenas de ganadores del premio nobel que apoyan el uso y desarrollo de transgenicos . . .

    y aun asi, los defensores de los transgenicos no pedimos que se tome como verdad absoluta sus opiniones, simplemente que se den opiniones informadas y no radicales!!!!

  • Estoy de acuerdo con casi todo lo aquí expresado. Sin embargo, algo que sí es muy claro es que la Dra. Álvarez Buylla tiene una fijación personal contra los organismos transgénicos, que ha sido también asumida por nuestro presidente (a quien siempre he seguido y apoyado). Esta fijación no tiene fundamento científico y aplicarla como dogma daña el progreso científico. Sólo pongo una pregunta ¿prefieren vivir con pesticidas y todos sus efectos tóxicos (bien conocidos) o con organismos transgénicos que producen proteínas que si bien son letales para las plagas, son inocuas en vertebrados (como nosotros)?