John Ackerman

Biden insulta a México

La Jornada, 4 de abril de 2022

Por: John M. Ackerman (@JohnMAckerman)

 

 

 

El pasado jueves, 31 de marzo, el Presidente Andrés Manuel López Obrador atendió personalmente en Palacio Nacional —durante cinco horas— a dos funcionarios de tercer nivel del Gobierno de los Estados Unidos: el Enviado Especial para el Cambio Climático, John Kerry, y el Embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar. Con gran paciencia y tranquilidad, el presidente mexicano les explicó a ambos funcionarios los beneficios que tendrá la reforma eléctrica, tanto para el desarrollo de la región norteamericana como para el bienestar de los pueblos de ambos lados del Río Bravo.

López Obrador también escuchó durante largas horas la letanía de “preocupaciones” sobre la supuesta naturaleza “estatista” y “expropiadora” de la reforma eléctrica de parte de los altos ejecutivos de Sempra Energy, Invenergy, New Fortress Energy, Blackstone, General Motors, Johnson Controls, Talos y Ford que acompañaban a los funcionarios estadounidenses. Estas empresas son los verdaderos dueños del poder en Washington y pretenden que el gobierno mexicano sea tan sumiso a sus exigencias y necesidades como su propio gobierno.

Jamás podríamos imaginar la celebración de una reunión similar entre el Presidente Joseph Biden y funcionarios mexicanos de tercer nivel custodiando empresarios mexicanos para quejarse de una iniciativa de ley que el titular del gobierno norteamericano había enviado al Congreso de su país. Biden sería sometido a duras críticas por rebajar su investidura si apartara cinco horas de su agenda para semejante encuentro.

Pero a López Obrador le gusta romper esquemas y, en contraste con las formas elitistas y acartonadas de la política estadounidense, decidió dar un ejemplo de humildad y de hospitalidad mexicanas. En lugar de mandar a Kerry y a Salazar con un subsecretario de asuntos medioambientales o energéticos, el mandatario mexicano hizo un esfuerzo especial por demostrar su apertura y espíritu colaborativo. “Existe disposición al diálogo, no queremos dejar de tener buenas relaciones con el Gobierno de Estados Unidos, ni con las empresas de ese país”, declaró López Obrador.

Como gesto de buena voluntad, nuestro Presidente también accedió a varias de las demandas específicas de los estadounidenses. En el primer punto del decálogo expuesto el pasado viernes el gobierno mexicano se compromete a no expropiar a ninguna empresa extranjera y señala que respetará plenamente los permisos de introducción de combustible de ExxonMobil, Valero, Koch, Shell y Tesoro, siempre y cuando ofrezcan precios justos y no alimenten al mercado de “huachicol”. El gobierno mexicano además se comprometió a retirar las denuncias en contra de estas empresas y a levantar las clausuras a sus terminales de combustible.

López Obrador también invitó a las empresas estadounidenses a invertir en yacimientos, ductos y parques fotovoltaicos en México, así como a firmar “acuerdos conjuntos” para la inversión en energías limpias que permitan a ambos países transitar hacia un modelo más sustentable y ecológico. El mandatario mexicano también ratificó su compromiso con la prohibición de la extracción hidráulica o “fracking”, la reducción del uso de carbón para la generación eléctrica, y la expansión de acciones ambientalistas como el programa Sembrando Vida.

La respuesta altanera y soberbia del gobierno de Biden frente a la deferencia y la bonhomía de López Obrador no se hizo esperar. Unas horas después de la maratónica reunión entre los dos gobiernos, la Embajada de los Estados Unidos emitió un escueto comunicado que instruye a México con respecto a “los principios centrales que deben guiar la política del sector energético” y reitera las “grandes preocupaciones” de los Estados Unidos con respecto a la reforma eléctrica de López Obrador por sus supuestas violaciones al TMEC, así como la supuesta “pérdida de miles de millones de inversiones y el aumento en emisiones contaminantes” que resultarían de aprobarse las modificaciones legales (véase: https://bit.ly/3qYbKpX).

Esta imperdonable grosería diplomática debe tener consecuencias inmediatas. El comunicado del gobierno de Biden es igual de violatorio a nuestra soberanía nacional que la reciente resolución del Parlamento Europeo y las presiones de las empresas españolas que también buscaron amedrentar y presionar al gobierno de López Obrador para que retire su iniciativa de reforma eléctrica. Lo recomendable sería que el mandatario mexicano respondiera a Washington de manera similar a como contestó a Bruselas y a Madrid, con una carta contundente en defensa de la soberanía nacional o, en su caso, con una suspensión temporal de relaciones diplomáticos con las empresas estadounidenses.

En este contexto, llama la atención la ausencia del Canciller mexicano, Marcelo Ebrard, quien prefirió emprender un largo paseo por Arabia Saudita y la India que mantenerse al lado de su jefe para juntos defender la patria en estos momentos tan cruciales para el futuro del país. Su pronta salida del gabinete pareciera inminente.

www.johnackerman.mx

John M. Ackerman

Director del Programa Universitario de Estudios sobre Democracia, Justicia y Sociedad (PUEDJS) e Investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Escritor y activista. Doctor en Sociología Política y Doctor en Derecho Constitucional.

Comentarios

Deja un comentario

  • Vaya, a qué grado ha llegado el Dr. Ackerman con sus escritos. Una tristeza ver al otrora intelectual antisistema escribiendo una columna llena de excusas para justificar lo que él mismo criticó en el pasado.

    Cuando el corrupto de Peña Nieto se atrevió a reunirse con funcionarios de tercer nivel de Washington, el Dr. Ackerman se le fue a la yugular para criticarlo por rebajar la investidura presidencial y por recibir órdenes de los achichincles que gobiernan en Washington. Pero ahora que AMLO hace exactamente lo mismo, ya no es un problema de rebajar la investidura, no. Ahora es una muestra de humildad, vaya.

    Qué bajeza y qué falta de congruencia. Pero tampoco es que sorprenda. Digo, durante años criticó al PVEM solo para terminar llamándonos a votar por la alianza PVEM/Morena el año pasado.

    En fin, si le quedaba algo de credibilidad al Dr. Ackerman, creo que ya la acaba de tirar a la basura.

    Lo único que sucedió es que efectivamente el presidente AMLO se rebajó para que lo vinieran a regañar, le impusieran condiciones y sin más, aceptar las órdenes de Washington. Y tan es así que él mismo salió a decir que él no aceptó nada, que solo se quedó callado.

    Eso es una vergüenza por donde se le vea. El Dr. Ackerman cree que mandar una carta de bravuconerías va a resolver el problema, pero la verdad es que va a exhibir aún más a nuestro presidente como el cobarde que es. Ante los achichincles de Washington, calladito sin decir nada, no tuvo lo que se necesitaba para defender la soberanía del país de frente, entonces mejor a encerrarse en su oficina con sus compañeros a escribir una carta? Ridículo.

    Tercera visita de Kerry al país y ya se lo dejaron en claro. Si se atreve a afectar intereses gringos, va a haber consecuencias comerciales. Así que ya veremos cómo lo siguen sometiendo (a él y al país), mientras el Dr. Ackerman sigue excusando la cobardía del presidente.

    Valiente cambio.

    • no es tan fácil como decirle a estados unidos a l fregada, dependemos de ellos y su economía, pero ellos quieren todo el pastel, es controlar al mundo, lamentablemente quienes si fueron cobardes los panistas y priistas, quienes hicieron pasar esta reformas y de fasttrack, eso si que fueron lame botas.

  • A Ver A ver Ackerman, ¿estas seguro que Ebrard andaba «De Paseo»? muy objetivo seria saber si estaba (o esta) en algún viaje oficial, visita diplomática o encargo del Gobierno de Mexico. debe haber alguna razón para lanzar esta critica en contra de Ebrard que mucho me parece que lleva una intención algo rara al no detallar los motivos del viaje de Ebrard, ¿Que Onda John, cuéntanos que pasa..

  • «En este contexto, llama la atención la ausencia del Canciller mexicano, Marcelo Ebrard, quien prefirió emprender un largo paseo por Arabia Saudita y la India que mantenerse al lado de su jefe» ¿qué pasa contigo John? ¿Crees que Marcelo fue a su misión importantísima petrolera a Arabia Saudita sin el mandato específico y urgente de AMLO? ¿Así nos muestras como buscar la unidad en Morena? ¡Please!

  • Era de esperarse este tipo de respuesta de los empleados por no decirles lacayos de los grandes corporativos gringos que son quienes realmente ejercen el poder político en los EU. Y no hay que olvidar nunca que tanto Biden como Kerry y Ken Salazar, fueron Senadores y como tales, representantes ante el Senado y el Congreso de EU, de los intereses de la grandes corporaciones gringas, es más, es tan grosera y cínica la postura anti mexicana de éstos tres ex Senadores, que sin profundizar en la carrera política y sus fortunas, en Wikipedia, se anuncia que Salazar tiene fuertes lazos de amistad con los industriales del carbón y de Kerry y Biden, es bien sabido que tienen lazos cercanos con la industria bélica de EU. Así las cosas, lo sorprendente hubiera sido que sus declaraciones a la prensa fueran elogiosas del gobierno de AMLO.
    Y en cuanto a Ebrard, es el Manuel Avila Camacho del siglo XXI. Que el Señor nos agarre confesados si este hipócrita llega a la presidencia, porque al igual que Avila Camacho, va a echar abajo todos los logros de la 4T.

  • Que sea la misma carta que envío’ al Parlamento Europeo;solo que cambie el destinatario.Para que aprendan 😡🤬

  • Que triste leerte así de ardido John. Ya quítate la máscara y vete apoyar al PRIAN. Tu mujer y su familia traicionaron la confianza del presidente, punto!