John Ackerman

Un virus democrático

Revista Proceso, 28 de marzo, 2020

Por: John M. Ackerman (@JohnMAckerman)

 

 

El Coronavirus es una enfermedad profundamente democrática. No conoce fronteras de clase, raza, religión o región. Todos y todas somos igualmente susceptibles y no existe vacuna o remedio que se pueda adquirir en el mercado. Quienes están acostumbrados a que su dinero, color de piel, cercanía al poder o ubicación de su residencia les garanticen una protección de todos los males, así como pleno control sobre sus vidas, de repente se han visto obligados a enfrentarse con su enorme vulnerabilidad humana.

La influenza estacional mata entre 290 y 650 mil personas al año por complicaciones respiratorias, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud. Pero quienes tengan recursos pueden adquirir a tiempo una vacuna en el mercado para evitar este desenlace.

Casi 18 millones de personas se mueren cada año por enfermedades cardiovasculares, de acuerdo con la misma fuente (véase: https://www.who.int/cardiovascular_diseases/es/). Pero quienes tienen la cartera llena pueden comprar una multiplicidad de pastillas y productos en el mercado para evitar que se materialice un ataque al corazón o, en su caso, cubrir los elevados gastos médicos necesarios para salvarse de una crisis coronaria.

Más de 500 mil niños menores de cinco años mueren cada año en el mundo como resultado de alguna enfermedad diarreica aguda. Pero niños de familias adineradas o que viven en países ricos normalmente pueden salvarse de esta delicada enfermedad.

La actual histeria alrededor del coronavirus es fundamentalmente un miedo a la igualdad, un pánico de parte de los privilegiados frente al trato estrictamente igualitario que están recibiendo de parte de la naturaleza. Las élites del mundo de repente han tenido que enfrentar la dura realidad de que sus muros, rejas, ejércitos, guardaespaldas, escuelas privadas y malls han fracasado en establecer una separación confiable y hermética entre el norte y el sur, los “buenos” y los “malos”, los “limpios” y los “sucios”, los ricos y los pobres o los “blancos” y los “morenos”.

Es falso que esta nueva enfermedad afecte principalmente a los privilegiados. La novedad no es que sea un virus “elitista”, que solamente afecte a los “Fifis” que hayan viajado recientemente a Europa o los Estados Unidos por ejemplo, sino precisamente lo contrario. La novedad es que el Coronavirus no solo mata a los pobres y afecta a los países “subdesarrollados”, sino que también mata a los ricos y se propaga con igual o mayor fuerza en los países supuestamente “desarrollados”.

Así que una vez que esta situación anómala se revierta, una vez que se desarrolle una vacuna o una cura para el COVID-19, aunque sea muy cara o solamente accesible para unos cuantos, inmediatamente se reducirá la atención mediática al tema. La lógica del mercado imperará de nuevo, los adinerados recuperarán su poder sobre sus vidas y todo volverá a la “normalidad”, aunque sigan muriéndose cientos de miles de personas en el mundo que no tienen acceso a las nuevas invenciones científicas.

El reto entonces es mantener siempre presente y viva la sensación actual de extrema vulnerabilidad de toda la humanidad. Que los privilegiados no se olviden nunca de este momento profundamente democrático en que ellos están experimentando en carne propia lo que los pobres y desamparados viven absolutamente todos los días desde la cuna hasta la tumba.

Es sumamente importante cuidarnos y tomar medidas para protegernos del COVID-19, así como es crucial siempre tomar un enfoque preventivo hacia la salud. Por ejemplo, el lavado de manos no solamente ayuda a evitar la propagación de diferentes virus, sino también de infecciones bacterianas y docenas de otros males.

Tal y como relata el Dr. Jorge Alcocer, Secretario de Salud del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, en el transcurso de una vida humana normal somos expuestos a más de un billón de agentes extraños, o “patógenos”, los cuales combatimos por medio de la generación de aproximadamente cien mil millones de anticuerpos a lo largo de nuestras vías. En otras palabras, la vida no es un acto pasivo de resistencia sino una constante lucha activa por la sobrevivencia en medio de un medio ambiente siempre complicado y difícil.

De acuerdo con el Doctor en Ciencias Médicas y especialista en inmunología, cuya entrevista con un servidor se transmite este domingo, 29 de marzo a las 19:30 horas en TV UNAM, el mejor enfoque es siempre el preventivo para garantizar la salud pública. Una vez que hayamos desarrollado alguna enfermedad ya es en cierto sentido demasiado tarde. Lo importante es generar y consolidar una cultura de la prevención y el autocuidado.

Este enfoque no es el preferido por las grandes empresas farmacéuticas que lucran vendiendo pastillas y tratamientos a los enfermos. Pero sí debe ser el enfoque de los gobiernos realmente preocupados por la salud de sus pueblos.

Desde este punto de vista se justifican plenamente las medidas drásticas que ha tomado el gobierno de López Obrador con el fin de reducir la crisis hospitalaria que se acerca en la materia. Es mejor prevenir que lamentar.

Aunque también es importante no caer en la paranoia, desde luego. Cerrar totalmente la economía podría generar su propia crisis social y de salud pública, con consecuencias particularmente graves para los más humildes.

Lo que no se justifica es la intensa guerra política lanzada desde una gran cantidad de medios privados y en redes sociales en contra del Presidente de la República. Los muertos por la Coronavirus no son culpa de López Obrador sino todo lo contrario. Si no fuera por su acertada conducción científica y humanista de la crisis actual la situación podría llegar a ser mucho peor.

John M. Ackerman

John M. Ackerman

Director del Programa Universitario de Estudios sobre Democracia, Justicia y Sociedad (PUEDJS) e Investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Escritor y activista. Doctor en Sociología Política y Doctor en Derecho Constitucional.

Comentarios

Deja un comentario

  • John A. ¿Cuánto dinero y esfuerzo les costará a los “poderosos” dueños del país Mexico, seguir con la ilusión de volver a comandar nuestro País, No tienen resignación, no se han dado por vencidos, Estos Mexigueros, siguen pensando en las pérdidas de su “nueva ciudad” el aeropuerto NAIM, siguen pensando en cómo acaparar MEDICAMENTOS, Alimentos, Tierras, Rascacielos en la CD.
    Publicación y venta de información falsa,
    En seguir defraudando a la Federación, no pagar impuestos, en la explotación forestal, La compra de empresas paraestatales, Saca dólares, chupa sangre, los DRACULAS, Que saquearon al pueblo, los sábelos todo, dueños de la verdad, dueños de la justicia, no superan que les hayan bajado a suS amantes, de repente, que les quitarán el calostro como a niño de pecho.
    Les duele la entrepierna, signos de la sífilis, dispuestos a contagiar, a su propia madre.
    No se dan cuenta que no hay mal que dure más de 100 años.

  • !Hola!. excelente publicación. no queda mes que estar al pendiente de toda información que nos comparta el sector salud y y apoyar la campaña !quédate en casa!, gracias por mantenemos informados, y estaremos contigo hoy las 7:30 pm.

  • En serio crees que el enfoque de Lopez ha sido el mejor?
    Hace 2 semanas se burlaba del virus. (Donde está esa preocupación por su pueblo?)
    Antier en Tijuana no se quiso tomar la temperatura, protocolo preventivo para evitar la propagación en aeropuertos. (Donde está esa figura de ejemplo en la prevención?)
    Te pido seas más objetivo.

  • Asco da leer su servilismo. Uno podría pensar que los conocimientos sirven para dar altura intelectual y moral a las personas. Me lo imagino pensado qué decir para agradar más a su inepto patrón, las palabras más lisonjeras que superen a los demás aplaudidores. No todos ellos tienen dos doctorados. Pero como decía mi abuela – ” pa’ pen..tonto no se estudia”

  • ¿Completamente acertada la actuación del gobierno de AMLO? Dejar para el último minuto las compras de insumos básicos cuando hace un mes ya sabíamos qué se necesitaba. Dejar la convocatoria de las fuerzas armadas para tener más médicos para el último minuto. Ahora pasan un decreto para ir a cualquier parte y comprar de manera directa cualquier cantidad de insumos al precio que sea sin ningún tipo de control. Así se salvan vidas, con cero planeación y todo al aventón y dejando manga ancha a la corrupción. Ahora ojalá y encuentren los insumos pues van a competir con los EEUU que con el bufón de Trump, quien al igual que AMLO desestimó la pandemia, andan comprando todo de último minuto. Al final del día, los ricos van a irse a Médica Sur y al ABC a atenderse, mientras los pobres, los que menos tienen, lucharán por lugares inexistentes en el saturado sistema hospitalario mexicano. Se sabía desde hace semanas, lo vimos en China, lo vimos en Europa, y hasta hoy nos importa. Pero lo que importa es mantener el rating del presidente y defender su pobre actuación. Y ya sé que no van a permitir que este comentario pase el filtro y se publique, porque lo que ustedes hacen es esconder el debate, ustedes solo quieren proteger al movimiento sin tener un ápice de crítica. El periodismo deja de serlo una vez que se convierten en porristas. Y como bien le dijo Julio Astillero, una sola crítica hacia AMLO del Dr. Ackerman, una sola, no existe. Sicofantes del movimiento que en nada ayudan. Ojalá que la pandemia nos perdone y como país y sociedad podamos salir adelante, porque así como el PRIAN nos abandonó por 100 años, así nos abandonó la 4T. Estamos solos.

    • La verdad Ricardo pecas de ignorante te dejas llevar por el odio de la derecha pri, pan con sus campañas mentirosas pagándoles a televisa,azteca,milenium reforma etc etc millones para tratar de tumbar a López Obrador. Nunca !!! Lo van a lograr el pueblo mexicano estamos con el presidente y somos millones más que los elitistas ardidos.

  • Muy interesante su columna Dr.Ackerman.Doy gracias que al fin tenemos un presidente que de preocupa y ocupa por su pueblo.
    #AMLOLujoDePresidente
    #AMLOMasFuerteQueNunca

  • De verdad que no se que haces hablando de puras cosas que no entiendes, si leyeras un poco sabrías que TODAS las enfermedades virales y pandemiad nuevas siempre son iguales y atacan por igual a ricos y a pobres y después, con el tiempo se llega a desarrollar alguna vacuna o medicamento i para dicha enfermedad y se aplica sin discriminar estrato social a la población con el fin de erradicarla, hasta que llega la 4T y mata a la gente con medicina caduca y contaminada (pero están en austeridad) (PEMEX) o renace un brote de sarampión (que se extinguió durante el PRIANATO)

  • Esto es saber hablar sobre el tema. Sólo falta criticar con más fuerza a los medios que atacan al presidente y le hacen más daño a México que el propio corona virus

  • La explicación de todo cómo ricos y pobres en verdad ya demostró que no es la mejor forma de analizar ni de tomar decisiones, en ningún lugar ni en ningún momento.

    No hay ni hubo régimen que resolviera los problemas explicando todo así y decidiendo las cosas de esa forma

    El único resultado es hacer pobres a todos

    Sin embargo creo que en relación con la pandemia las decisiones han sido razonables más allá de comentarios que más parecen el deseo de mantener el control de la agenda ( cámara china ) que otra cosa

    Mantengamos la calma

  • Me parece un comentario totalmente desacertado, no se puede comparar un problema de salud asociado a múltiples factores como las enfermedades cardiovasculares o diabetes con una enfermedad infecciosa tan contagiosa, aunque se mueran más personas, como lo dice él Sr. Ackerman, es como comparar chiles con peras. Pero lo realmente grave es esa conducta irracional de separar pobres y ricos en un país donde debe prevalecer la unión, y más en estos momentos de está crisis de salud
    Simplemente lea lo que han hecho otras economías.

  • Tienes mucha razón, un problema para la humanidad , solo llega a ser un gran problema, si afecta por igual a países ricos .

  • Totalmente de acuerdo John. Es el sistema Neuro endocrino quien regula toda las actividades de nuestro organismo. El sistema inmunológico está incluido en esta regulación mediante la glándula Timo, que identifica los tejidos propios de los extraños. Así que cuando nos exponemos a esa cantidad de gérmenes se crean defensas celulares y humorales qye nos defienden y curan. Toda la razón del Dr. Alcocer. Muy buena entrevista. Saludos.

  • Me gusta su artículo, cómo decía mi abuela, “ven la tempestad y no de arrodillan” o sea bajarle a las soberbia. Supongo que quienes no quieren ver son los que su resiliencia aún está “debilitada” ante una situación vivida por tantos años de gobiernos corruptos y también ciudadanos que tuvieron que aceptar y hasta desear que arriba robaran pero que “salpicaran”. Otros más son los que están bajo consigna de atacar todo lo que el presidente haga o no haga. Y otros más, los que siguen a éstos sin querer ver o reconocer los aciertos y si querer ver las mayormente las fallas. El ser groseros o grotescos expresa el dolor acumulado.

Suscríbete por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este sitio y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Sígueme en Twitter

Suscríbete por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.