John Ackerman
AMLO presenta el Plan Nacional de Desarrollo. Foto: Especial

El Plan Nacional de Desarrollo de AMLO: una nueva ruta

La Jornada, 6 de mayo, 2019

Por: John M. Ackerman (@JohnMAckerman)

 

 

La historia no juzgará la Cuarta Transformación en función del lustre de los zapatos del Presidente de la República o las cifras de violencia o el crecimiento económico durante el primer trimestre de 2019, sino con respecto a la capacidad de Andrés Manuel López Obrador de movilizar la sociedad, la economía y la política mexicana para garantizar el cumplimiento de las grandes metas que ha fijado para su sexenio.

Estos objetivos están planteados en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2024 que se remitió al Congreso de la Unión el pasado 30 de abril. El documento cumple cabalmente con la promesa electoral de romper de tajo con el modelo neoliberal dominante durante las últimas tres décadas.

López Obrador ha explicado que su PND se inspira tanto en el Plan del Partido Liberal, publicado en 1906 por los hermanos Flores Magón, como en el Plan Sexenal presentado por Lázaro Cárdenas durante su campaña electoral de 1934. Lo que une estos tres documentos sería su profundo espíritu nacional y popular, el hecho de que “no se ajustan a los dictados financieros internacionales y los gobiernos extranjeros, sino a las necesidades del pueblo mexicano”.

El ex Presidente Lázaro Cárdenas. Foto: Especial

Uno de los elementos teóricos más importantes del PND de López Obrador es la distinción que establece entre el fetiche por el “crecimiento” económico propio del periodo neoliberal y el nuevo compromiso con el desarrollo, el bienestar y la distribución de la riqueza nacional en beneficio de todos: “El quehacer nacional en su conjunto -el económico, el político, el social, el cultural- no debe ser orientado a alcanzar a otros países, a multiplicar de manera irracional y acrítica la producción, la distribución y el consumo, a embellecer los indicadores y mucho menos a concentrar la riqueza en unas cuantas manos, sino al bienestar de la población.”

Este enfoque rompe de tajo con la vieja lógica de utilizar las cifras de crecimiento del PIB y las calificaciones de los fondos de inversión como los únicos criterios para evaluar las políticas económicas. El Presidente nos invita a innovar y a crear nuevos indicadores más humanistas.

La perspectiva de López Obrador hacia la corrupción es también sumamente innovadora. Los gobiernos neoliberales veían a la corrupción como un mal necesario supuestamente arraigado dentro de la cultura política milenaria del pueblo mexicano. Pero hoy la Cuarta Transformación propone ver y combatir este cáncer desde un punto de vista estructural: “La corrupción es la forma más extrema de la privatización, es decir, la transferencia de bienes y recursos públicos a particulares”.

“Durante décadas, el poder político en México ha sido distorsionado y pervertido por la connivencia entre equipos de gobierno y grupos empresariales, hasta el punto en que se hizo imposible distinguir entre unos y otros. Las instituciones gubernamentales fueron puestas al servicio de los intereses corporativos y usadas para la creación, consolidación y expansión de fortunas, en tanto que diversos consorcios han disfrutado en los hechos de una perversa proyección política, legislativa, judicial y administrativa,” elabora el PND.

El nuevo planteamiento hacia la corrupción tiene implicaciones profundas en el ámbito de las políticas públicas. Las instancias de control gubernamental ya no estarán orientadas exclusivamente al tema del control contable y financiero sino también a la defensa plena del interés público. Se acaba la era de la fiscalización para la simulación y se inaugura una nueva etapa de auditoría y de seguimiento a favor del buen desempeño y el fortalecimiento del Estado. También habrá una nueva Ley Federal de Combate de Conflictos de Interés para separar de manera definitiva los intereses públicos y privados.

El PND ratifica el compromiso del Presidente con la austeridad republicana. “Los lujos, los dispendios y la opulencia que caracterizaban el ejercicio del poder han llegado a su fin. El gobierno está decidido a eliminar los privilegios y prebendas de que han disfrutado los funcionarios de nivel alto y medio”. Sólo tres días después de la entrega del PND, López Obrador emitió un nuevo memorándum, leído en conferencia de prensa por la Secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, que da cumplimiento inmediato a estas disposiciones.

Y también establece metas muy específicas. Por ejemplo, señala que para 2021 se alcanzará la autosuficiencia en maíz y frijol y para 2024 la tasa de crecimiento económico será de por lo menos 6 por ciento anual. También dice que para el final del sexenio ya no habrá emigración al exterior “por causas de necesidad laboral, inseguridad y falta de perspectivas” y que los índices delictivos se habrán reducido en 50 por ciento en comparación con los de 2018.

La verdadera evaluación de la Cuarta Transformación será en función de los compromisos concretos del PND, no de las filias y fobias de quienes solamente defienden los intereses del viejo régimen.

John M. Ackerman

John M. Ackerman

Investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Escritor y activista. Doctor en Sociología Política y Doctor en Derecho Constitucional.

Comentarios

Deja un comentario

  • Te envío un saludo, John Ackerman, eres un respiro de inteligencia en medio del mar de opinólogos que enredan todo para caer en defensa de los que han hundido a nuestro pobre país y a su gente, tan pobre y olvidada…México es una gran nación y te agradezco que seas capaz de verlo en todos tus comentarios…te veo también en TV UNAM, gracias, gracias, gracias…

  • Gracias por compartir este y otros artículos. Nos permite tener un criterio objetivo y claro de la política de la cuarta transformación , además de obtener elementos para justificar nuestra simpatía por AMLO convencer indecisos y combatir necedades. GRACIAS

  • El c. Pte. de México, no solo piensa en el pasado, sino que rebasa el presente, pretendiendo ponerse a la par con el futuro.
    Dr esa maneta piensa que todos los mexicanos.estemos inmersos el PND y disfrutrmos uno a uno de la 4T.
    Bravo por ud.. sr jhon Ackerman por aportar con análisis tan concretos y que ayudan al pueblo a digerir con más facilidad el quehacer de nuestro Presidente.
    ¡ APOYO TOTAL A AMLO !

  • Pues habrá que darle tiempo y esperar que se logren los objetivos. Felicidades Doctor, ha de ser un sentimiento muy bonito hablar de su esposa como titular de la Secretaría de la Función Pública, verdadera protagonista de la 4T. Enhorabuena.

  • Estimado John, sin duda todo lo aqui expuesto es lo que esperamos todos, los detractores aseguran que es imposible llegar al 6 %, la gran pregunta es si con los ahorros que ya se están obteniendo en lo del huachicol,la supresión del seguro de gastos médicos,la baja a los altos salarios etc etc, alcanzará para todos los justificados apoyos que ya se están dando y si Amlo podrá crear la confianza para que haya inversión privada nacional y extranjera ,tenemos que ayudarle todos y acabar con la polarización, es uno de los pasos necesarios.

  • Gracias nuevamente!. Si les llevó a algunos más de treinta años llevar a nuestro querido México casi al saqueo, despilfarro y corrupción sin límites, es imposible que queramos ver en unos cuantos meses el cambio total. Sigo con la confianza de que mi nuevo gobierno nos dará mejores dividendos, seguridad y calidad de vida para todos los mexicanos y convencido de que la cuarta transformación será notoria en los primeros años y finales de éste sexenio.

  • MEXICANOS DESPIERTEN

    Cada sexenio hay Planes Nacionales de Desarrollo para cumplir una ley anacrónica elaborada por burócratas para luego echarlo a la basura. Hoy es lo mismo y lo peor elaborado por un empresario fracasado como Romo basado en una economía cerrada al viejo estilo priista de Portes Gil.

    Quieren cambiar las cosas en este país, pongan en los puestos claves personas con “Visión de Futuro” para mejorar la seguridad pública y la procuración de justicia, para incrementar la productividad laboral, la formación de capital humano, factor determinante de la competitividad nacional, impulsar a los gobiernos locales, gobernanza y sustentabilidad de estos. Y sÍ podría suceder un cambio sustancial.

    Ve averiguando, que está pasando fuera de tu círculo con muchos mexicanos que como yo, votamos en contra de la corrupción y por un cambio, pero nunca pensé que aquella promesa, como la justicia, la inseguridad, la paz social, el bienestar para las familias, etc. no se está dando. Ya lo esta sintiendo el pueblo y es preocupante. Al ciudadano común y corriente ya no le pueden ver la cara de pendejo , se va a cansar de tantas mentiras y se va a desesperar.

    La sociedad mexicana esta confundida, y no es que sea pesimista, el tejido social esta desgarrado, pobres y ricos. Pero sobretodo nosotros los de clase media (baja, media y alta) que sí pagamos impuestos y no recibimos cuota de “nini” y que no somos ni chairos ni fifis ni chayoteros (términos actuales) nos va a cargar la chingada con sus pendejadas y planes. E insisto no es un tema de izquierdas o derechas es un tema de actuación. No esta vendiendo una falsa democracia y un plan de desarrollo como siempre de adorno político.

    Este país como bien dices, economía 15 del mundo, genera cada 24 horas mas de mil seiscientos millones de dólares. Que AMLO no diga que no hay presupuesto. Sobra lana, pero en manos de un inepto no se genera riqueza. Esta demostrando que es un tipo que nos engañó con espejitos de esperanza e ilusión. Hay mucha gente ciega todavía. Lo que empieza mal termina mal. Estoy decepcionado.

    No veo un México próspero, primero debemos cambiar nuestra estructura mental y quitarnos el velo para ver qué estos políticos mesiánicos, quieren mantener al pueblo en la ignorancia con conferencias teatrales mañaneras. Puro circo que termina en las mismas idioteces, por no decir otra palabra. Pendejos que le hacen preguntas a otro pendejo con mucho respeto.

    Piensa en este mensaje como una crítica constructiva. No hemos evolucionado como país. Seguimos siendo ignorantes y ciegos creyendo que incluso Morena con su plan nacional de desarrollo nos va a sacar adelante. Seguiremos peor que ayer.

    El pensador y filósofo N. Bobbio enseñaba: “ El fascista habla todo el tiempo de corrupción. Acusa, insulta, agrede como si fuera puro y honesto. Pero el fascista es sólo un criminal, un sicópata que persigue una carrera política. En el poder, no vacila en torturar, violar, robar sus pertenencias, su libertad y sus derechos. Más que corrupción, el fascista practica la maldad”

    La guerra es el arte de destruir hombres. La política es el arte de engañarlos.
    Jean Le Rond D’Alembert. Y AMLO es un experto en el tema.

Suscríbete por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este sitio y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Sígueme en Twitter

Sígueme en Instagram

Suscríbete por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.