John Ackerman

El fin de la impunidad

La Jornada, 19 de octubre de 2020.

Por: John M. Ackerman (@JohnMAckerman)

 

 

Salvador Cienfuegos en la cárcel y Felipe Calderón sin partido.  Ninguno de los dos acontecimientos son resultados de la acción directa de Andrés Manuel López Obrador, pero ambos son sin duda productos del contundente avance de la Cuarta Transformación.

Antes, la principal preocupación del Presidente de la República era la negociación constante de privilegios y protecciones para sus cómplices y socios. Si el Titular del Poder Ejecutivo hoy fuese José Antonio Meade o Ricardo Anaya cualquiera de ellos hubiera utilizado estos casos claves para avanzar con sus proyectos personales.  Después de un intenso proceso de extorsión a los involucrados y de presión hacia las instituciones correspondientes, Calderón tendría su partido y Cienfuegos estaría libre.

En contraste, el absoluto respeto de López Obrador por la autonomía de los órganos de justicia, en México y los Estados Unidos, permitió que tanto la DEA como el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) actuaran con plena libertad a favor de la vigencia del Estado de derecho. La contundente negativa de López Obrador a seguir la vieja práctica de obstaculizar la justicia significa un auténtico parteaguas en el devenir de la Nación.

López Obrador supo que el gobierno de los Estados Unidos preparaba un golpe en contra del ex Secretario de la Defensa Nacional. Tal y como lo informó el mismo Presidente de la República en la conferencia de prensa matutina del pasado viernes, 16 de octubre, la Embajadora de México en los Estados Unidos, Martha Bárcena, le había informado unos quince días antes de la detención sobre la existencia de las investigaciones de la DEA.

A partir de recibir esta información privilegiada Meade o Anaya hubiera salido corriendo a avisar a Cienfuegos y el ex Secretario jamás hubiera tomado aquel fatídico vuelo a Los Ángeles con su familia. Al contrario, el ex titular de la Defensa Nacional hoy estaría en un vuelo a Guatemala, España o Irlanda, siguiendo el ejemplo de otros personajes del viejo régimen como Javier Duarte, Emilio Lozoya y el mismo Carlos Salinas.  Para cobrar su favor Meade, o Anaya también hubiera exigido que se les otorgara un par de contratos multimillonarios desde SEDENA a sus amigos con el fin de juntar fondos para comprar votos en la próxima elección.

Un Presidente del PRIAN también hubiera entrado al juego de Washington que siempre busca sacar raja política de este tipo de casos.  Al norte del Río Bravo, la negociación de la ley es práctica cotidiana y la DEA sin duda hubiera preferido llegar a un trato con el gobierno de México, intercambiando impunidad para Cienfuegos por permisos para operar plenamente dentro del territorio nacional. Siguiendo precisamente este camino, Calderón, Enrique Peña Nieto y los presidentes del pasado iban cediendo cada vez más terreno a los Estados Unidos, sacrificando la soberanía nacional a cambio de protección para sus amigos. 

Pero hoy se acabaron los tratos oscuros y el resultado se encuentra a los ojos de todos. No solamente Cienfuegos, sino también Genaro García Luna, César Duarte y el mismo Joaquín Guzmán Loera se encuentran atrás de las rejas y la soberanía nacional goza de cabal salud.

La decisión de ratificar la negativa al registro de México Libre también demuestra que México ya cambió.  La Sala Superior del TEPJF está repleto de agentes de Calderón y Peña Nieto que deben sus nombramientos a los Senadores del PRI y el PAN. Un Presidente Meade o Anaya pudo haber garantizado el registro del partido del expresidente con una simple llamada telefónica. Solamente hacía falta voltear un solo magistrado para contar con una mayoría de cuatro votos.

Pero la plena independencia de López Obrador de las redes de complicidad del pasado, así como su respeto por la autonomía del Tribunal Electoral, permitió que una mayoría de los magistrados decidiera libremente hacer valer la ley, tal y como sugerimos en estas mismas páginas (véase: https://bit.ly/2FIkSe8). Una vez más, la negativa de López Obrador a entrar en negociaciones turbias garantizó la vigencia de la justicia y el interés público.

Ahora bien, responden a un contexto similar tanto la resolución de la Suprema Corte a favor de la consulta popular sobre los crímenes y corruptelas de los expresidentes como la votación de la Cámara de Diputados a favor de la desaparición de 109 fideicomisos.

Todos estos acontecimientos no significan que López Obrador esté ejerciendo un poder “dictatorial” sobre los otros poderes del Estado mexicano, o sobre las agencias de seguridad de los Estados Unidos, sino todo lo contrario. Con el avance de la Cuarta Transformación las diferentes instituciones públicas cada día cuentan con mayor fortaleza y libertad de acción frente a los poderes fácticos y las redes de complicidad que antes obstaculizaban el avance del Estado de derecho.

Se confirma una vez más que hoy se vive un auténtico proceso de cambio histórico de la República.

John M. Ackerman

John M. Ackerman

Director del Programa Universitario de Estudios sobre Democracia, Justicia y Sociedad (PUEDJS) e Investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Escritor y activista. Doctor en Sociología Política y Doctor en Derecho Constitucional.

Comentarios

Deja un comentario

  • John cuanto me gustaría estar de acuerdo contigo, en lo del fin de la impunidad, mientras el Presidente solo hable de los hechos de corrupción y de los corruptos pero que no proceda solo se quedará en palabrería y buenas intenciones; no es posible que en las mañaneras de a conocer los hechos y, en aplicación de la justicia, nadie está enjuiciándose por sus delitos y aun menos que estén devolviendo al pueblo lo que se robaron así que, con todo respeto, no seas iluso y se mas objetivo en tus planteamientos.

    • tu tranquilo, el Presidente Constitucional y Legítimo de México sólo es titular del Poder Ejecutivo, no puede ni debe interferir el trabajo de los otros dos poderes de la Unión: Legislativo y Judicial; con el Legislativo el Presidente tiene amplio apoyo en las Cámaras por mayoría de su partido, pero en el Judicial, existe una gran cantidad de hampones impuestos como jueces, magistrados y ministros por los ex presidentes, por ello y como bien dices, muchos delincuentes de cuello blanco, políticos, empresarios, funcionarios, gobernadores, y un largo etcétera coludidos con sus compinches del crimen organizado aún gozan de impunidad, pero, creo que ya es visible el inicio del fin de la corrupción y se empieza a ver como chilla la víbora y como corren los ratones… Entérate primero camarada, investiga para enriquecer el debate y no descalifiques sin fundamento. Si eres mexicano, entonces si estás consciente de lo que sucede en tu país con nuestro PRESIDENTE Andrés Manuel López Obrador en la nueva normalidad

  • En efecto, es la mejor cara o mejor descripción del avance de la 4t en México. La mayoría de los mexicanos estamos contentos de estos resultados, solo falta que: los Magistrados, los diputados, los senadores, es decir los tres poderes de la unión, los respectivos Gobernadores de las Entidades Federativas, los funcionarios que fueron colocados por los corruptos del pasado régimen neoliberal se ubiquen y formen parte de este proyecto de transformación y si no, que renuncien y que vengan otros que si estén identificados y que apoyen el proyecto del Presidente de la Republica LIC.ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR. Se debe erradicar la imagen de que en México se vende, se compra, se invierte, se negocia por la corrupción de sus gobernantes y gobernados. Viva México.

  • Es más allá de vergonzoso lo que acaba de pasar en el país y es un sinsentido los «análisis» que se publican desde el jueves para intentar explicar que la detención de Cienfuegos es gracias a AMLO.

    Dejemos algo en claro. El gobierno de EEUU tenía cero interés en involucrar al gobierno mexicano en la detención. Ningún canal formal ni ninguna alianza interinstitucional pareció dar por enterado al presidente de México, sino que se enteró por canales informales acerca de una investigación, vía la embajada en Washington. Y la razón es obvia; simple y sencillamente el gobierno de EEUU no cree que el gobierno de AMLO sea un aliado y saben que la corrupción sigue en los niveles más altos del gobierno de AMLO. Parecería más que el gobierno de EEUU decidió detener a Cienfuegos en cuanto AMLO se enteró para que así no pudiera actuar para defenderlo. Y por qué? Porque los gringos saben que si Cienfuegos está involucrado con el narco, varios mandos más también lo están, pues sería imposible que el secretario de la defensa actuara sin que sus mandos medios se enteraran, mandos medios que hoy comandan al ejército. Esto es un fuerte golpe al plan de gobierno de AMLO, quien insiste en militarizar al país bajo el mantra de que el ejército es incorruptible. Cuando la DEA agarró a García Luna, AMLO de inmediato salió a reclamar que se depuraran a los colaboradores, pero ahora pide precaución, y es claro, si tiene que ir por lo mandos actuales (que laboraron bajo Cienfuegos), perderá el apoyo del ejército y el único pilar que continúa sosteniendo al país se desmoronaría.

    Y para peor? La vergüenza internacional de que el gobierno de AMLO sigue sin perseguir a los corruptos. En México no había ninguna investigación ni contra García Luna ni contra Cienfuegos. Los porristas del presidente podrán seguir gritando a los cuatro vientos que la lucha anticorrupción está vigente, pero la realidad es dolorosa.

    Y para peor, el Dr. Ackerman intenta demostrar que AMLO no interfiere con la vida pública, cuando es el contrario. El gobierno de AMLO no intervino en la captura de Cienfuegos y eso es una vergüenza y, peor, es obvia la mano del gobierno en el TEPJF. El primer golpe vino para quitar a la magistrada presidente de en medio, luego bajo presión sistemática del presidente, los ministros le dieron el registro a varios partidos de aliados de AMLO. Y cómo explicar esto? Como lo dijo el Sr. Celestinos de la Comisión Reguladora de Energía, él está ahí para seguir las órdenes del presidente, y así todos los órganos del gobierno, desde los reguladores, pasando por organismos autónomos, y hasta las cámaras, donde no se mueve un dedo sin que el presidente lo ordene, y por eso insistió tanto en nombrar a cercanos, y no a gente capaz.

    Una vergüenza lo de Cienfuegos, pero peor vergüenza intentar argumentar que AMLO tuvo algo que ver.

  • Muy bien que se plasme el respeto a la autonomía de los poderes, cabe la duda de la acción desempeñada por el responsable jurídico de la presidencia en algunos de los casos mencionados.
    Me parece bien que se esté a favor de la 4T, (yo lo hago) pero no me ciego, ni tampoco le busco la forma de reconocerle todo lo que se realiza. Ha habido errores (muy fuertes algunos), no se informa con claridad, primero se da el golpe y luego se averigua, eso es lo que molesta.
    Respecto al general detenido, que se le aplique toda la ley, de EE.UU., no importa, pero que se aplique.
    Falta mucho por hacer, sigue habiendo corrupción en todas las dependencias, se manejan ante todo, los intereses de algunos titulares, y ni que decir de los mandos hacia abajo, ahí es donde está el mayor problema, y no se está haciendo nada.

  • Efectivamente mi querido John, la libertad de decisión que AMLO ha dado a todas las instancias de gobierno, le permite a los funcionarios ejercer esa libertad con responsabilidad ciudadana, al margen de cualquier filiación partidista. Enhorabuena por aquellos que respetan al pueblo mexicana y se respetan a sí mismos. Es el momento de que todos los mexicanos cerremos filas con AMLO e impulsemos el cambio verdadero que representa la 4T.

  • Estoy de acuerdo con este artículo,todos los mexicanos tenemos que seguir apoyando al Sr Presidente AMLO,y así sigamos con la transformación de Mexico.

  • La 4T va viento en popa, aunque con un mar muy picado de corrupción y un montón de ratas queriéndose apropiar de las pocas provisiones que le dejaron al navío.
    ¡Salud, John!

  • Felicidades John por tus argumentos claros y sustentados en hechos. La lucha contra la corrupción y la impunidad, con raíces tan profundas en México, no van ha desaparecer inmediatamente, pero es claro que se está avanzando. La congruencia del presidente es ejemplar.

Suscríbete por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este sitio y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Sígueme en Twitter

Suscríbete por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.