John Ackerman

Carta a rey Felipe VI, deuda histórica de España con México | Entrevista en Notimex

Notimex, 27 de marzo, 2019

Por: Juan Carlos Castellanos C.*

México, 26 Mar (Notimex).- La carta que el presidente Andrés Manuel López Obrador envió al rey Felipe VI de España, en la que solicita disculpas por los agravios cometidos durante la Conquista, es oportuna y muy válida, y debió haberse enviado desde hace muchos años, por tratarse de una deuda histórica, consideró el investigador John Ackerman.

El integrante del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) añadió que, además, ese tipo de acciones por parte del gobierno federal “sirve para crear conciencia y valorar lo que somos como producto de un mestizaje”.

Entrevistado por Notimex, el doctor en Sociología Política y en Derecho Constitucional destacó que los mexicanos debemos comprender la Conquista como un genocidio, y que a partir de ahí “perdimos 80 por ciento de la población de entonces, misma que poco a poco se fue recuperando”.

Ackerman, también escritor y activista, afirmó: “Rescatamos lo que quedó y se construyó una nueva cultura, pero ese genocidio es algo que se debe reconocer, como el Papa Francisco que ya lo ha hecho en Bolivia”, abundó.

Ejemplificó con otros casos: En Estados Unidos actualmente se desarrolla un proceso de reconciliación histórica con la herencia de la esclavitud; en tanto, el gobierno mexicano está pidiendo disculpas en casos como el de la periodista Lydia Cacho, quien sufrió violaciones a sus derechos humanos, y antes a la mujer indígena Valentina Rosendo, abusada por militares.

“Pedir perdón es una práctica común como un primer paso hacia la superación de lo que es un agravio y una tragedia histórica. En ese sentido, esta carta tiene toda la razón de ser, y en lugar de ignorarse, hay que tomar en serio esta solicitud y pedir al rey que no lo tome como algo personal”.

Desde la perspectiva de Ackerman, Felipe VI debe comprender que no se trata de un asunto que lo involucre a él como persona. La carta invita al rey a reconocer su investidura, muy específica, que tiene continuidad desde la Colonia”.

Para John Ackerman se trata de construir un camino de reconciliación internacional y también nacional, es decir, “se trata de una reconciliación con nosotros mismos, somos mestizos, mezcla de español e indígena, por eso debemos reconciliarnos con nosotros mismos”.

Ese “es el gran valor de la carta que el presidente López Obrador envió al rey Felipe VI”, rubricó el entrevistado, quien conduce el programa de televisión “Diálogos por la democracia”, un espacio para que la UNAM participe en las discusiones de los principales problemas nacionales.

 

John M. Ackerman

John M. Ackerman

Investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Escritor y activista. Doctor en Sociología Política y Doctor en Derecho Constitucional.

Comentarios

Deja un comentario

  • Excelente planteamiento John, los Panistas se desgarran la vestidura, en mi opinión, necesitan recapacitar su postura de apoya al Rey español, si nos están de acuerdo en recapacitar que se vayan a España a vivir y asunto concluido. Saludos

  • En las sociedades cada vez mejor informadas de hoy, la pretensión colectiva se piensa y lucha porque su gobierno alcance la mayor calidad moral y material posible: que ofrezca honradez y esfuerzo, que actúe conforme a lo que ofrece, que privilegie a las mayorías, que resuelva los grandes problemas nacionales, que sea transparente y apegada a la ley, que se gesten mejores leyes, etcétera.
    Al acercarse la fecha en que se conmemorará medio milenio de la conquista ocurrida en nuestra tierra, lo “imbécil” sería pasar de largo por las atrocidades narradas con toda casuística por Fray Bartolomé de las Casas, entre otros conmocionados testigos, a partir de cualquier excusa “sinvergüenza” que se niegue a repasar y lamentar los atropellos sistemáticos más inhumanos cometidos por el hombre durante esas gestas.
    Si es en estos tiempos cuando los pueblos del mundo han comenzado a conseguir la conciencia internacional por la protección de los derechos humanos, y a su “conquista” empírica, tendría que ser natural que cualquier gobierno bien nacido busque ahora la civilización más plena posible.
    ¿Qué mayor civilidad colectiva podría haber que superar en conciencia los errores del pasado y comenzar a construir mucho mejores realidades en el mundo?
    Felicidades repetidas al gran John.

  • Estoy de acuerdo con la aniquilación del pueblo autóctono de un elevado porcentaje, dicen que más por las enfermedades que por la espada.

  • En verdad no entiendo a los PRIANISTAS y sus SEGUIDORES, están llenos de odio y lo vuelcan contra sus compatriotas, pienso , que más que odio es envidia , por el tipo de pensamiento sano que tiene el verdadero pueblo mexicano.
    Nuestro presidente al referirse a la secta, de refiere a contrincantes más no enemigos, en cambio ellos se desviven sembrando veneno en contra del jefe de gobierno de México.
    Enemplo, estos grupos han creado una faramalla tal con la famosa carta, que su único fin es confundir al mexicano sano.
    APOYO TOTAL AL PRESIDENTE DE MÉXICO, LIC. ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

    Bien sr. Ackerman.

  • No se puede esperar sensatez de una sociedad (como la española) que acepta un gobierno donde la figura máxima es por elección divina y solo transferible por estirpe (el rey), ¿cómo pedir sensatez a una nación que acepta erróneamente que quien le gobierna es de algún modo poseedor de una genética superior y divina?, ¿cómo hacer entender a algunos de los ciudadanos españoles de hoy? que responden con virulencia en redes sociales o en publicaciones impresas y que siguen creyendo que hicieron “gran favor” de venir a “sacar de la barbarie” y “civilizar” y no entienden que como nación lo que hicieron fué una masacre poblacional, cultural, arquitectónica, lingüística, religiosa, etc. que si bien su presencia forjó a las naciones que somos hoy (de lo cual no nos afrentamos sino al contrario), tampoco con su llegada estan libres del “salvajismo” como el que abanderan que extinguieron, ¿cómo hacerles entender que la “santa inquisición” fué tan perversa y sanguinaria como los rituales de sacrificio de las civilizaciones existentes?, que la destrucción casi total de códices y todo el legado arquitectónico, artes y culturas de las civilizaciones existentes constituyen “actos de salvajismo” equiparables a lo que ISIS hizo en años recientes y que ellos también condenaron, que la exinción de millones de vidas con su llegada fué peor que la perpetrada incluso por los grandes villanos del siglo pasado “los Nazis”,¿cómo debatir con un interlocutor que pretende obstinadamente no escuchar pues cree que su voz es la unica “racional” descalificando con simplicidad e ignorancia que con una temporalidad de 5 centurias no implica responsabilidad alguna de su actualidad… ¿cómo salvar esas carencias?…no se, ni creo que se puedan… tal vez al presidente de México le faltó prudencia o tino político o diplomatico al iniciar este debate, pero evidenció la visión pobre que prevalece en las tierras ibéricas sobre aquel fenómeno histórico.

Suscríbete por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este sitio y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Sígueme en Twitter

Sígueme en Instagram

Instagram has returned empty data. Please authorize your Instagram account in the plugin settings .

Suscríbete por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.